logo

El diario digital del pueblo

domingo 19 mayo 2024

Madonna deslumbra en la Ciudad de México con su gira «Celebration»

La cantante ofreció el primero de cinco conciertos que dará en el Palacio de los Deportes

Madonna regresó a México después de nueve años con un espectáculo lleno de energía para celebrar sus 40 años de carrera.

 

La cantante de 65 años ofreció el primero de cinco shows que dará en el Palacio de los Deportes, en donde logró reunir a más de 16 mil fans que la ovacionaron durante todo el concierto.

 

Bob, The Drag Queen

Si algo ha caracterizado a “The Celebration Tour” de Madonna, es que el espectáculo tiene en la figura de Bob The Drag Queen, al maestro de ceremonias perfecto.

La drag le dio la bienvenida al público regalando algunas plumas evocando a la Madonna de Vogue en los MTV, vestida como cortesana de Luis XV.

 

Madonna brilla en el Palacio de los Deportes

La emoción se desató en el recinto cuando se pudo ver en las pantallas un emotivo resumen de los 40 años de trayectoria de la artista.

 

En punto de las 22:38 horas, la “Reina del Pop” apareció nuevamente en un escenario mexicano con para interpretar “Nothing Really Matters”, con el que descendió de una plataforma circular con un vestido negro y una corona.

 

Después, puso a bailar y a cantar a todos con “Everybody”, el primer sencillo que lanzó en 1982 y con “Into the groove”, con el que sus fans recordaron la esencia neoyorquina de los años 80.

 

Un recorrido por su trayectoria

La cantante de 65 años presentó un show dividido en siete actos, durante el cual externó su admiración por la pintora mexicana Frida Kahlo, quien la inspiró cuando era joven.

 

“Cuando era una niña creciendo en el medio oeste, descubrí a Frida Kahlo. Fui al único museo que había de Diego Rivera en Detroit. Pero estaba sólo interesada en el pequeño cuadro de una mujer con cabello largo, y grandes ojos. Leí su historia, y me dio esperanza”, dijo.

 

“Tiene una historia y una tradición increíble, estoy muy orgullosa de estar aquí frente a ustedes, no tengo nada más que agradecerles porque son 40 años. Gracias, muchas gracias”, dijo Madonna, esta frase al final en español.

 

“Nunca voy a dejar de creer en mis sueños y eso lo espero para todos ustedes, porque si no tienen un sueño nada puede ser posible”, dijo.

 

La música es la mejor forma de unir a la gente, muchas gracias por apoyarme siempre, gracias”, mencionó para dar paso a “Burning Up”.

 

La sensualidad se apodera del escenario

La “Reina del Pop” llenó de sensualidad el escenario con “Open Your Heart”, donde se unió a un baile completamente provocativo con sus bailarines en la pasarela.

 

Después, interpretó “Holiday”, en la que lució un abrigo largo negro que abría y mostraba su corsé, mientras una bola disco de espejos deslubraba el escenario.

 

El escenario se convirtió en un ring, repleto de boxeadores musculosos, que rodeaban a la artista (quien estaba cubierta con una bata negra) mientras interpretaba “Erotica”.

 

Los acordes de “Papa Don´t Preach” sonaban de fondo, mientras la también ganadora del Globo de Oro (por la cinta “Evita”) se despojó de su bata, dejando al descubierto un neglige rojo con negro.

 

Una mujer, que la representó en su juventud, apareció y comenzó a tocar todo su cuerpo, conforme comenzaba “Justify My Love”. Su “doble” portaba el peinado de cola alta que portó en los años 90.

 

Los bailarines le colocaron una venda en los ojos, la rodearon e inició “Hung Up”, del año 2005 y parte del disco “Confessions on A Dance Floor”.

 

El bloque concluyó con “Bad Girl”, durante el cual su hija Mercy James la acompañó en el piano.

 

Sus temas más polémicos

De pronto las luces se tornaron de color azul y sonidos de tormenta anunciaban el inicio del segundo acto, donde la cantante sobrevoló el lugar a bordo de una estructura cuadrada, que la transportaba lentamente.

 

Así cantó “Live To Tell”, que dedicó a quienes fallecieron a causa del SIDA. Tras unos segundos de silencio, comenzó un ritual.

 

Ella y sus bailarines se colocaron túnicas negras, después tomó un rosario, se persignó y continuó con “Like A Prayer”.

 

Este es uno de los temas más polémicos de su repertorio, ya que fue duramente criticada por el lanzamiento de su video en 1989, donde se retrató un feminicidio cantando rodeada de cruces en llamas.

 

Temas como “Erotica” y “Justify My Love” dejaron clarísimo que la provocación es lo suyo, y que durante toda su carrera siempre ha defendido la libertad sexual.

 

El momento más emotivo

Durante “Bad Girl”, se hizo acompañar por Mercy James, su hija, quien fue la encargada de tocar el piano.

 

La artista no dudó en hacer que el público enloqueciera aplaudiendo al ritmo de “Vogue”, en la que Stella, otra de sus hijas, hizo gala de sus mejores pasos y su habilidad como dj, ya que fue la encargada de la mezcla en vivo.

 

Llegaron “Human Nature”, “Die Another Day” y “Ray Of Light”, entre muchos más, para cerrar una noche increíble con “Bitch I’m Madonna” y “Celebration”.

 

 

Fuente Amexi

 

 

 

Somos la resistencia

LA RESISTENCIA 2024